Mitos: El Operador de PC en el curso de computación

Por qué la formación tradicional en computación, informática y tics resulta una pérdida de tiempo y los usuarios no aprenden en el largo plazo. Alternativas

Ventas Globales: 1975-2011 Computadoras, smartphones y tablets
Ventas Globales Tecnología: 1975-2011

Las computadoras hace 30 años que,  junto a  teléfonos móviles y otros,  comenzaron  a comercializarse a un ritmo que se ha acelerado exponencialmente. Con el acceso a internet y propuestas como wikipedia (2001) facebook (2004) y youtube (2005) aprender a usar estos nuevos dispositivos se volvió una tendencia para la cual el mercado educativo idea una oferta de soluciones como:

  • Operador de PC
  • Técnico de Computación/informática
  • Diseñador Web
  • Community Manager

Las mismas postulan responder a los nuevos requisitos que el mercado laboral impone y anticiparse a los desafíos de la «nueva» era.

La base común del mito

El operador, el técnico, el diseñador y el manager responder a una concepción común: un trabajador especializado con un conocimiento puntual que lo habilita a realizar una tarea específica. Como si se tratara de casilleros en un tablero, cada producto -digase capacitación- habilita saberes puntuales limitados y expide un certificado de poco/nulo peso académico formal al finalizarlas. En caso de desear continuar con la formación,  los saberes se secuencian en numéricamente o por complejidad (inicial, intermedio, avanzado).

En este tipo de capacitaciones:

  1. La misión es convencer al estudiante de la importancia de realizar capacitaciones
  2. El establecimiento esta pensado como industria o negocio
  3. El estudiante esta pensado como cliente
  4. La educación esta pensada como producto

El Resultado

La propuesta falla cuando un usuario enfrenta situaciones concretas donde su formación no le es útil. Por ejemplo:

  • Un novia que que no logra desinfectar el equipo de su pareja a pesar de ser operadora de pc avanzado.
  • Un postulante a un puesto de secretario  que no consigue imitar el diseño atractivo de otro curriculum, a pesar de haber realizado el curso de ofimática Nivel II, Microsoft Word.
  • Una joven que no encuentra la forma de pasar los contactos de su antiguo teléfono a su nuevo smartphone, aún a pesar de haber leido acerca de symbian, android y iOS en su curso.
  • Un hombre que se siente desconcertado cuando tiene que entregar balances en excel en su trabajo, pese a haberse graduado como destacado del curso nivel III el año anterior.

Es decir, las dificultades están fuera del espacio físico del curso. Aparecen cuando nos enfrentamos a necesidades y contextos reales que exceden la simplicidad de la lista de contenidos que habiamos cursado.

La Falsa Premisa

La idea de que realizar cursos donde aprenderemos todo lo necesario para un determinado dispositivo, software o tecnología es falsa cuando la formación consiste en escuchar clases expositivas, memorizar conceptos de utilidad dudosa y realizar ejercicios de multiple choice. Esta misma premisa falla aqui  por los mismos motivos que puede acertar en un curso de manipulación de alimentos o de educación vial.

Un operador realiza actividades predecibles, como los operarios de maquinaria de corte en una fábrica textil o el conductor de un montacarga en un depósito. Sin embargo, aprender a vivir y trabajar en una realidad donde la tecnología es omnipresente requiere una formación diferente.

Al diseñar este tipo de cursos se tienen muy presentes aspectos casi ideales desde la óptica de la comercialización y la logística: Contenidos cuantitativos que solo requieren instructores que respeten obedientemente  las rígidas unidades del curso. Si la matrícula de un curso se reduce demasiado, fusionarlo con otro será sencillo. De forma similar, si un instructor interrumpe su actividad, para reemplazarlo bastará con indicarle al nuevo postulante en qué punto del plan debe continuar. El énfasis esta en los materiales y en la estructura, no en la acción, los estudiantes y qué les sucede en cada clase.

Como en la fotografía de la muchacha sonriente sin motivo aparente en el vacio blanco con la computadora apagada -similar a las usadas en estos cursos-, la idea del operador se asocia con una realidad artificial ideada con el fin de atraer clientes maximizando el uso de recursos, incluso la rentabilidad.

Alternativas a los cursos de computación / informática

  1. La formación (no instrucción) entonces será en el campo de la alfabetización digital
  2. Contemplará  la singularidad de cada grupo y por tanto tendrá metas flexibles.
  3. Su misión es estimular el aprendizaje autónomo de cada usuario/estudiante.

El educador deberá:

  • Orientar el trabajo de cada estudiante
  • Balancear tiempos y rendimientos
  • Rescatar todo saber, facultad y experiencia previa para capitalizarla al abordar contenidos
  • Conocer las realidad individuales para combatir temores y prejuicios que puedan obstaculizar el aprendizaje.